El café es un gran desconocido para muchos y como parte de nuestra misión, queremos hacer llegar este gran producto al mayor números de personas posible. Además, creemos que tenemos una posición privilegiada para hacerlo, y es que mantenemos contacto directo con los caficultores en origen, así como un control total de la producción del café desde su cultivo inicial hasta que es servido al cliente.

Café Regina valora mucho la calidad del producto, y es por eso por lo que uno de nuestros principales valores diferenciales es el control absoluto de la producción del café, que se compra directamente a los caficultores, previo proceso de cata para seleccionar los mejores cultivos de cada zona. Posteriormente, seleccionamos cómo se va a secar y tostar el café, tratando siempre directamente con los caficultores de las distintas regiones de Colombia. El empaquetado también corre a nuestro cargo, así como su transporte hasta los puntos de venta donde lo servimos a nuestros clientes. Café Regina es pasión por un producto especial y lo demostramos en cada una de las etapas de la producción del café.

Nuestra especialización en café 100% origen Colombia nos permite ofrecer algo único, un café arábico con atributos especiales como consecuencia de su cultivo en la Cordillera de los Andes. Del mismo modo, ofrecemos la posibilidad de disfrutar de un gran abanico de variedad de café procedentes de prácticamente todas las regiones de Colombia.

El café de Colombia es uno de los más destacados gracias a sus aromas frutales y características aromáticas que están presentes como consecuencia de un cultivo llevado a cabo en zonas tórridas de la Cordillera de los Andes. Además del café arábico cultivado a más de 1500 metros, Café Regina también apuesta por diferentes variedades y cafés especiales. Cada uno de ellos utiliza procesos y técnicas específicas de forma que cada uno presente sus propias características y ofrezca una experiencia única al paladar.