CAFÉ-TONIC

  • Comenzamos por el café, preferiblemente de filtro, y que debemos dejar enfriar previamente.
  • Preparamos hielo en cubitos al gusto, en vaso de aproximadamente 300mL.
  • Vierte 100mL de tónica preferiblemente con una cuchara para preservar «las burbujas» de gas
  • Añade el café a partes iguales, 100mL con ayuda de una cuchara para que se asiente en capa sobre la tónica
  • Saborea el café y la tónica por separado con una pajita, pudiendo mezclar al gusto
El resultado es un café «frizante», con toques cítricos, amargos de quinina y un final dulce, perfecto para una tarde de verano informal al estilo de Café Regina. Para los más sibaritas recomendamos nuestros cafés especiales, y particularmente el de la zona del Quindío, lavado según el método «red honey» y secado de forma natural al sol.  ¡SALUD!